Suscripción

Redes voraces

Si bien Facebook lanzó su versión en español en el 2007, fue recién al año siguiente cuando comenzó su meteórica expansión en Argentina, lo que le permitió llegar a unos 6 millones de usuarios a mediados del 2009. Pero el crecimiento no se detuvo, y en un año creció un 56% más, lo que le permite alcanzar hoy unos 9,4 millones de usuarios individuales (sin considerar cuentas de organizaciones). Esto surge del informe “Usuario online argentino – 2010”, recientemente finalizado por Carrier y Asociados.

 

Más allá de poder ponerle números a un crecimiento evidente a todas luces, resulta interesante observar como la adopción de Facebook, utilizada por el 97% de quienes participan de alguna red social, está impactando en otras herramientas de comunicación más establecidas como el mail y el mensajero instantáneo (mayormente, Messenger). En el último año, la cantidad de usuarios que se conectan diariamente al mail cayó del 77 al 53%. Un efecto similar se dio con quienes también utilizan diariamente el mensajero, que también bajó del 62 al 34%.

 

 

Esto no quiere decir que los servicios mencionados ya no se utilicen. El mail es usado por el 93% de los usuarios de Internet, mientras que el mensajero lo es por el 78%. No obstante, el uso de Facebook permite diversas formas de comunicación, como los mensajes, el chat, el muro, los comentarios, etc. que hacen que esta red social reemplace en algunas ocasiones a otras herramientas más difundidas.

 

Lo interesante, y a la vez peligroso, del fenómeno Facebook es que la comunicación se da intrarred. En esto difiere del mail que interconecta distintos proveedores. En el caso de los mensajeros se puede acceder al menos a las distintas redes (MSN, Yahoo, Gtalk, etc.) desde un único cliente. En Facebook, en cambio, hay que estar en la propia red para comunicarse. Así, los efectos de red se potencian, dando lugar a las tasas de crecimiento registradas y al predominio de ésta como LA red social. Si esto es bueno o malo, es harina de otro costal.


Tags: Internet

SSLTimeout.