Suscripción

¿Neutralidad de las búsquedas?

En momentos en que en algunos países se discute sobre neutralidad de la red, pareciera que hay que prepararse para otra, de no menor calibre, que es sobre la neutralidad de los buscadores.

 

Todo comenzó con los reclamos de Rupert Murdoch (dueño de News Corp. a su vez propietaria, entre otros medios, del Wall Street Journal) hacia Google, acusándola de “robar” sus contenidos y amenazando con impedir el acceso del buscador a sus contenidos. Luego la cosa se puso más interesante, cuando trascendió que News Corp. negocia con Bing, el buscador de Microsoft, para darle exclusividad en el acceso a sus contenidos. Si bien todavía no está dicha la última palabra, la movida da para el análisis.

 

En primer lugar, existen elementos como para pensar que News Corp. está negociando, a su manera, con Google. Nadie en su sano juicio puede presumir que el buscador le roba contenidos a ningún medio. Lo que hace Google es publicar el título de la nota que contiene la información buscada y a los sumo un par de líneas que sirven para determinar si es necesario clickear en ese vínculo o no. Pero el contenido (editorial y publicitario) sigue estando en los sites de los diarios y otros medios, no en Google. De esta forma, el tráfico generado (estimado en un 25% del total para el caso del WSJ) no debería ser despreciado. Por otra parte, la red social MySpace (propiedad de News Corp.) tiene un acuerdo de exclusividad con Google para la publicidad por tres años, por el que acordó pagar unos US$ 900 millones (sujeto a ciertas metas). Como es sabido, en los últimos tiempos MySpace viene perdiendo terreno frente a Facebook, por lo que la renovación de ese acuerdo, al menos en las actuales condiciones, no sería tan sencilla.

 

En el caso de Microsoft, ésta no tiene reparos en comprar market share. Ya hizo un acuerdo para proveerle las búsquedas a Yahoo e implementó un programa donde devuelve dinero a quienes compran bienes a través de su buscador. Todas medidas tendientes a lograr que el uso de Bing siga creciendo hasta convertirse en un serio rival para Google.

 

Pero más allá de los pormenores de esta movida, lo que está gestando con esta movida hacia la indexación exclusiva es una Internet con muros. Por lo tanto, de concretarse esta política de “vos podés indexar y vos no”, estaríamos ante un nuevo fenómeno: la parcialidad de la Web. Esto daría lugar a una Internet muy distinta a la que hoy conocemos. Lamentablemente.


Tags: Internet Medios

SSLTimeout.