Suscripción

Sindicación

When I’m 64

Esta semana fue bastante beatlemaníaca, ya que de la mano de las tecnologías digitales, la mítica banda volvió al centro de la escena en el negocio de la música, demostrando que con creatividad, se puede seguir encontrando nuevas formas de facturar, aún 40 años después de la disolución de la banda (conjunto, como se le decía en aquél entonces).

 

Por un lado, se produjo el muy anunciado lanzamiento del juego Rock Band, que con su competidor, Guitar Hero, han hecho ganar no poca plata a quienes están en el music business. La versión de los Beatles de Rock Band será sin dudas un éxito porque esta banda, como pocas, atrae a distintas generaciones de consumidores. Obviamente están(mos) los más viejitos, que escuchaban su música en sus años de infancia, adolescencia y/o juventud y que tienen con el juego una especie de “Volver a vivir”. Pero como se trata de un clásico, muchos no contemporáneos también se ven atraídos por el juego. Para disfrutar en familia.

 

Por otra parte, se lanzó también la colección entera de los discos de los Beatles remasterizada digitalmente (en dos versiones: estéreo y mono, esta última más cara y para los puristas), lo que le da un nuevo sonido a los mismos, al estilo de lo que se comenzó a hacer con la música que acompañó al show Love, del Cirque du Soleil.

 

A pesar de estos lanzamientos, sorprende que todo este reciclado digital no incluyera a los tracks para su descarga vía Internet, sea desde iTunes como desde otras tiendas online de música. Es más, muchos pensaron que sería el tema central de evento realizado por Apple en San Francisco, bajo el lema de “it's only rock and roll but we like it” (es sólo rock & roll pero nos gusta). Sin embargo, el mismo remite más bien a los Rolling Stones, la orilla opuesta en cuanto a tribus musicales. Finalmente, lo de Apple fueron anuncios sin mucha trascendencia. [Comentario al margen: Apple subió tanto el estándar con sus productos, que siempre se espera más de la empresa. Pero es difícil mantener ese nivel de innovación. De allí la decepción de varios]. No obstante, no hay que descartar que en breve se anuncie la disponibilidad online de los tracks remasterizados digitalmente. Quizás es sólo un tema de ventanas de lanzamiento.

 

En definitiva, y de la mano de la digitalización y de mentes creativas, los Beatles no sólo siguen sonando 40 años después. También siguen facturando. Impresionante.


Tags: Medios

SSLTimeout.