Suscripción

Sindicación

Olor a radiodifusión

En los últimos días el tema de una nueva Ley de Radiodifusión volvió a estar en los medios, ya que fue la misma presidenta quién se encargó de reflotar el tema en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso. Si como dice, durante este período se enviará finalmente un proyecto de ley al Congreso, sólo puede esperarse un recalentamiento del debate, especialmente en un año electoral.

 

Lo más jugoso seguramente provendrá de parte del Grupo Clarín, quien con su posición de fortaleza en el mercado de TV paga no ve con buenos ojos el posible ingreso de las empresas de telecomunicaciones en el negocio de la TV. Y que la presidenta en su discurso mencionara que "la digitalización de los medios electrónicos como oportunidad para reconfigurar el mapa mediático" puede ser percibido como una señal en ese sentido.

 

Siendo que Clarín es un poderoso grupo de medios (con su diario a la cabeza), hará sentir su presión. La prueba pudo verse esta semana, cuando el diario Clarín dedicó un artículo a las declaraciones del líder de la opositora UCR, bajo el título "Si meten la ley de Radiodifusión, Venezuela va a ser un poroto".

 

Más allá de que se trata de las declaraciones de un opositor en un año electoral, las acusaciones vertidas en la nota son apresuradas, ya que aún no hay un proyecto oficial circulando, con lo cual es difícil hacer una crítica fundada de algo que no existe.

 

Nadie en su sano juicio podrá acusar a "Comentarios" de oficialismo, pero la oposición debe ser seria y responsable. De no ser así, la única diferencia entre oficialismo y oposición serán los nombres en cada bando. Y entonces, el debate será por personas, no por ideas.


Tags: Medios Negocios Regulacion

SSLTimeout.