Suscripción

Bordolino non ritorna

A pesar de los rumores (publicados en medios italianos) de una supuesta venta de sus operación celular en Brasil, esta semana Telecom Italia, en una reunión realizada en Londres, destacó que a pesar de prever recortes en su operación en Italia para reducir costos, seguirá apostando a sus negocios en Latinoamérica, con Brasil a la cabeza y sin descuidar a Argentina. De las palabras de sus ejecutivos se desprende que en momentos en que TI busca reducir su abultada deuda, el crecimiento esperado en Brasil y Argentina es estratégico para lograr su objetivo.

 

Mientras que en Italia habrá una reorganización que incluirá recortes de personal, ventas de activos no estratégicos y convergencia de servicios, entre otras cosas, en Brasil se intentará capitalizar las oportunidades emergentes de la sustitución fijo móvil así como el desarrollo de la banda ancha móvil. En el caso de Argentina, afirmaron su voluntad de ejercer la opción de compra de la parte de sus socios, el Grupo W, a principios de enero. No obstante, y tal como lo adelantaran tiempo atrás, su intención no es quedarse con esa parte para ellos sino transferirla a otro socio local, de forma tal de que no haya inversión financiera por parte de TI. Queda claro así que esta movida es la resultante de los enfrentamientos (que tomaron estado público) entre ambos socios y no por el interés de TI de quedarse con todo. Sería más bien un reemplazo de socio.

 

Respecto del posible nuevo socio de TI en Telecom Argentina, los nombres que se barajan son tantos que mejor no reproducirlos y esperar a que se den los hechos. Total, no falta mucho.


Tags: Negocios Telecomunicaciones

SSLTimeout.