Suscripción

Sindicación

No aprenden más

Mientras la industria de la música busca la forma de redefinir su negocio, hay algunos integrantes de ésta que parecen trabajar para la contra. Esta semana se volvió a reflotar la discusión sobre si es legal o no ripear los contenidos de un CD de uso personal para reproducirlos digitalmente.

 

El marco fue un juicio en los EE.UU. donde los imputados afirmaban que los MP3 que tenían en sus computadoras eran fruto de haber ripeado sus CD. Allí, la responsable de litigar en Sony BMG atestiguó que, a su juicio, ripear su propio CD era robar. Por supuesto, el revuelo fue inmediato.

 

Esto demuestra que a pesar de los años que lleva instalada la problemática de la música digital y los miles de juicios que se dieron desde entonces, hacer una copia de un CD comprado para uso personal es un concepto que la industria discográfica parece aún no haber digerido.

 

Sin embargo, aunque triste, esto no es lo más grave. Lo peor es que en la industria discográfica aún subsistan quienes insisten con tratar a los clientes como delincuentes. Un absurdo digno de mentalidades dinosáuricas.


Tags: Medios Negocios

SSLTimeout.