Suscripción

África mía

Esta semana el mercado celular africano estuvo en las noticias debido a que se realizó la conferencia AfricaCom en Sudáfrica. Y no sólo porque se anunciaron inversiones por US$ 50 mil millones para la región subsahariana para los próximos 5 años. Lo atractivo del mercado africano es que allí tienen lugar desarrollos más interesantes que en el primer mundo, ya que la infraestructura celular viene a sustituir a otras de las cuales el continente carece.

 

Un ejemplo claro es cómo la infraestructura celular sirve como gran red de pagos e intercambio de dinero. Al no haber una red fija difundida que provea Internet y al no tener las redes de sucursales bancarias la extensión y capilaridad que sí tienen en otras geografías, los celulares son cada vez más un instrumento de pago. Al respecto bastante sabe el Standard Bank, quien tiene intenciones de replicar algunos de sus servicios en Argentina. A su favor cuenta con que en Argentina existe un muy importante mercado de individuos no bancarizados pero que sí tienen celular. En contra juega que Sudáfrica los celulares cuentan con chips SIM con características distintas a los locales, que permiten darle a los servicios financieros mayor seguridad y menores costos.

 

Por otra parte, es atractivo observar las experiencias de acceso a Internet desde el celular en un continente con una bajísima penetración de Internet pero con atractivas tasas de penetración de celular. Y lo más destacable es que hay que hacerlo a muy bajo costo. Por esto mismo, se está hablando de que para que la Internet móvil tenga éxito en África y otros países en desarrollo, tiene que funcionar en teléfonos básicos sobre redes GSM. Pero para esto, sostienen los entendidos, hay que dejar de pensar en el modelo de entretenimiento y placer característico de las sociedades económicamente desarrolladas para pensar en contenidos y servicios útiles que sean percibidos entonces no como costos sino como inversiones. Se trata de visiones sin dudas interesantes, aunque para nada sencillas de realizar.

 

No está mal que países como Argentina sigan los desarrollos de economías más avanzadas, pero también es cierto que para sociedades con altos contrastes como las latinoamericanas, las experiencias africanas pueden hacer aportes más que válidos.


Tags: Bancos Celulares Negocios Tecnologia

SSLTimeout.