Suscripción

Sindicación

Espaldarazo

Es el que logró la tecnología WiMax móvil luego de que la UIT (Unión Internacional de las Telecomunicaciones, la agencia de telecomunicaciones de la ONU) anunciara que fue aprobada como un estándar de 3G. Se trata de una muy buena noticia para los impulsores de WiMax ya que les asegura acceso consistente al espectro a nivel mundial, un problema que tuvieron que enfrentar durante varios años. Así, esta tecnología pasa a formar parte de la familia de estándares móviles IMT-2000, que incluye a las tecnologías 3G dominantes como UMTS y CDMA-2000.

 

Tener asegurado acceso consistente a espectro a nivel mundial representa un fuerte impacto para la tecnología. Por un lado permite estandarizar y lograr escalas (cosa que se complica cuando las frecuencias son distintas según el país de que se trate). Y escalas es equivalente a reducción de costos y por ende de precios. Por el otro, aumenta el atractivo económico de las empresas que ya tenían asignada esa frecuencia pero que carecían de una tecnología tan prometedora, y en muchos casos ni siquiera la estaban utilizando.

 

En el caso argentino, existen pequeños operadores de TV paga en el interior del país que tienen asignadas las frecuencias necesarias (2,5 Ghz) para operar ahora con WiMax. Si bien no es razonable pensar que puedan dar servicios móviles (donde la cobertura es clave), sí puede ser una herramienta interesante para armar propuestas triple play fijas que permitan sumar servicios de comunicaciones al servicio de TV.

 

Volviendo al mundo móvil, se puede argumentar que esta versión de WiMax aún debe demostrar que funciona realmente (más allá de las pruebas), que sus costos son competitivos (cosa que muy probablemente suceda, sobre todo luego de este anuncio) y que tendrá un mercado relevante cuando esté definitivamente lista comercialmente. Pero sin dudas este anuncio tendrá a más de uno celebrando. Sobre todo en los EE.UU.


Tags: Celulares Internet Medios Negocios Regulacion Tecnologia Telefonia

SSLTimeout.