Suscripción

Sindicación

Cambiando denominaciones

En definitiva, no tiene sentido hablar de Triple Play, ya que esto implicaría acotar las posibilidades a tres servicios (telefonía, TV e Internet). Pero la convergencia de redes y dispositivos hará que esta división, que responde a modelos de redes que tienden a desaparecer, carezca de sentido.

 

Cuando se habla de Triple Play, se está pensando en el modelo de redes tradicional pero obsoleto. Aquél que tenía una red para cada servicio: una red para telefonía, una red para TV, una red para datos. Pero nadie que hoy estuviera desplegando una red desde cero (y estuviera en su sano juicio) diría que está construyendo una red de telefonía o una red de cable. Más bien estaría armando una red de comunicaciones, una red IP o una red de banda ancha. Y claramente sería una red multiservicios.

 

Estas fronteras que desaparecen entre las distintas redes se ven también en los servicios. Si uno habla por Skype, ¿es telefonía o es datos? Igual pregunta si lo que se hace es una videoconferencia. Si uno mira un video en YouTube, ¿es Internet o es TV? Y si mira televisión en vivo en Terra TV, nuevamente, ¿es Internet o es TV? Y si el identificador de llamada (el famoso caller ID) aparece en la pantalla de la TV, ¿es telefonía o es TV?

 

La dificultad para responder a estas y otras preguntas no hace más que evidenciar que las diferencias entre operadores de TV paga y empresas de telecomunicaciones (algunas dando telefonía y otras sólo datos) sólo representan un modelo propio del pasado y con olor a rancio. Aunque suene trillado, el futuro es hoy. Por más que algunos insistan en negarlo.


Tags: Internet Medios Negocios Regulacion Tecnologia Telefonia

SSLTimeout.