Suscripción

Sindicación

Modelo resquebrajado

Resultó muy interesante observar lo sucedido la última semana en la relación de la tienda online de contenidos iTunes con la cadena televisiva NBC. Es que luego de no poder arribar a un acuerdo en el tema precios, NBC Universal decidió dejar de vender sus shows televisivos en iTunes. El dato no es menor, ya que se trata del proveedor n°1 de videos para descargar de la tienda digital de Apple, representando el 40% de este tipo ventas.

 

La decisión de NBC es parte de una escalada entre Apple y las empresas de medios, quienes no están del todo satisfechas por no poder controlar el precio y las ofertas de los temas musicales y los videos vendidos por iTunes. Ya en julio pasado, Universal anunció que no renovaría su contrato con iTunes. Ambas decisiones no toman a nadie por sorpresa puesto que hace un tiempo que las empresas de medios viene quejándose de que el nivel de precios establecido por iTunes es una forma de incentivar la venta de los productos estrella de Apple: las distintas versiones de los reproductores iPod.

 

La visión de los proveedores de contenidos de iTunes no es tan errada. De acuerdo con las cifras de ventas acumuladas de iPods y de temas musicales vía iTunes, se obtiene un promedio de apenas 20 temas vendidos por cada reproductor. O sea que proporcionalmente se venden más reproductores que contenidos. Por lo tanto, entienden que, al menos por el momento, Apple necesita más del contenido que éstos necesitan de Apple. Además, existen muchas otras empresas (como Amazon, Wall-Mart y otras) que estarían dispuestas a negociar en otros términos con los proveedores de contenidos con tal de debilitar la posición de iTunes.

 

Pero más allá del caso puntual de Apple, iTunes y sus socios, que a fin de cuentas es anecdótico, lo que esto está marcando es que la venta de contenidos sigue siendo un tema que aún dista de estar resuelto. Se trata de la inversa del modelo de la impresora y el cartucho de tinta (para actualizar un poco el antiguo caso de la maquinita de afeitar y la hoja). Mientras que empresas como HP, Epson y otras obtienen su ganancia no vendiendo el equipo pero sí los insumos, en el caso de Apple es al revés, ya que obtiene su mayor margen vendiendo el equipo y no el contenido. La diferencia es que mientras HP y otros fabrican tanto la impresora como el cartucho, Apple no produce el contenido que vende, con lo que es un tercero el que está resignando ingresos. Así, evidentemente, el modelo no puede sostenerse indefinidamente. Habrá que buscar otros caminos.


Tags: Medios Tecnologia

SSLTimeout.